El Sidi Saler, más cerca de su derribo tras denegarse las licencias para su rehabilitación

El Ayuntamiento declina a los propietarios la licencia ambiental y de obras y apuesta por la recuperación ambiental y la protección dunar

El Ayuntamiento de València, a través de la concejalía de Espacio Público, ha denegado a los propietarios del Hotel Sidi Saler, ubicado en la Devesa del Saler, la licencia ambiental y la de obras para reformar este complejo hotelero, lo que impide reanudar la actividad hotelera y lo aboca al derribo e imposibilita también la petición de los vecinos y vecinas de la zona y del Colegio de Enfermería de convertirlo en una residencia.

Así lo ha anunciado la concejal del área, Lucía Beamud, este jueves en rueda de prensa, donde ha explicado que se les deniega las licencias correspondientes porque los propietarios solicitan diferentes actuaciones que no están permitidas al estar catalogado como un edificio “fuera de ordenación sustantivo”, es decir, con esta catalogación solo se permiten obras de conservación y mantenimiento, y no de reforma.

“La documentación presentada por la titular para proceder a esta licencia de obras, muestra que todas estas actuaciones exceden a un mero mantenimiento, conversación y ordenato del propio edificio y por ello se procede a hacer esa denegación” ha explicado la titular de Espacio Público, que también ha recordado que la licencia de actividad está caducada desde el mes de julio tras estar más de diez años cerrado.

Ahora, una vez comunicado a los propietarios y al organismo de Costas, gestor de este espacio de dominio público marítimo terrestre en la Albufera, el Ayuntamiento se comunicará formalmente con este organismo para decidir cuales serán los siguientes pasos a llevar a cabo, según ha señalado.

En este sentido, preguntada por si el consistorio es partidario de su derribo, Beamud no ha querido pronunciarse directamente sobre esta actuación, pero ha señalado que “en un momento de emergencia climática se debe proteger nuestro parque natural de la Devesa, una forma también de protegernos“, sobre todo tras las últimas DANAS y la erosión de las playas del sur más de diez metros. “Las playas que tenían una protección dunar aguantaron mejor los embates de la dana” ha precisado.

Por otra parte, preguntada si es posible destinarlo a otros usos como una residencia para mayores que pedía la Asociación de Vecinos de la Devesa-El Saler y el Colegio de Enfermería de Valencia, Beamud ha señalado que tampoco se puede destinar a otros usos, ya que “como están las instalaciones no se pueden hacer solo obras de conservación” y al ser una ordenación sustantiva esta opción “decae”.

La regidora d’Espai Púbic, Lucia Beamud, informa en roda de premsa sobre el Hotel Sidi Saler.

Ribó: “No puede continuar ahí”

Por su parte, el alcalde, Joan Ribó, en declaraciones a los medios, ha manifestado que el hotel “no puede continuar en ese lugar. Yo defiendo el parque natural y creo que el Sidi Saler no tiene por qué estar en el parque natural”. Además, para el alcalde, “lo mismo que, cuando en tiempos de Franco todavía, los vecinos de València decían que el Saler era para el pueblo, nosotros queremos continuar este hilo y quedan cosas de aquel momento que se plantearon y se construyeron fuera de lugar y de contexto”. Según Joan Ribó, “el caso del Sidi Saler está clarísimo. Es una cosa que no puede continuar en ese lugar”.

CatalàEspañol