El TSJ vuelve a dar la razón a los vecinos de Penyaroja y anula la recalificación de Tabacalera

El alto tribunal ratifica su postura en el primer fallo e invalida el traslado de edificabilidad a los solares del barrio de Penyaroja

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat València (TSJCV) ha vuelto a dar la razón a los vecinos de Penyaroja y da “luz verde” a la sentencia que anula la recalificación de dos parcelas de dicho barrio dentro del plan urbanístico de Tabacalera. Este auto reitera el fallo dictado el 8 de febrero de 2022, que fue anulado a consecuencia del recurso interpuesto por la Generalitat Valenciana al alegar indefensión, ya que no se le había citado durante el proceso judicial.

Además, este fallo resuelve el incidente de ejecución de sentencia interpuesto por varias familias afectadas por la recalificación contra “el acuerdo de aprobación definitiva de la modificación del Plan General de València, relativa a la Antigua Fábrica de Tabacos, adoptado por la Comisión Territorial de Urbanismo de Valencia y del propio instrumento urbanístico aprobado mediante dicho acuerdo, que incumplía la Sentencia dictada por este mismo tribunal en 20 de diciembre de 2013 sobre Tabacalera 1”.

El auto estimando el incidente de ejecución anula el acuerdo aprobado del Pleno del Ayuntamiento de Valencia “en relación al cambio de calificación de una parte de la parcela de dotación pública Educativo cultural y de una parte de la parcela de dotación pública de espacio libre de carácter secundario a edificación abierta en la parte recayente en el camino de Penyaroja y de Tres de abril de 1979, entendiendo que es nulo el acuerdo del cambio de calificación” tal y como se ha defendido en el escrito de interposición del incidente, recogiendo el auto la pretensión principal de los vecinos.

Esta una operación urbanística contemplaba la entrega de suelo municipal a la Inmobiliaria Guadalmedina (Igsa) para “compensarle” por la deuda que el consistorio mantiene con la empresa desde que el Tribunal Supremo anuló “la operación Tabacalera”, impulsada durante el gobierno del PP, y evitar el pago de 23 millones de euros a la constructora.

Así pues, ahora el tribunal vuelve a fallar a favor de los vecinos que aseguran que este recurso de la Generalitat fue “una actuación completamente irresponsable” de la administración valenciano porque “ha dilatado la resolución de este procedimiento y no ha impedido que el juzgado se reiterase en su inicial consideración”.

Ejecutar las inversiones necesarias para el barrio

Del mismo modo, desde la Asociación de Vecinos destacan que todavía queda pendiente de resolver el Recurso Contencioso interpuesto contra todo el Plan y lamentan la actitud de “soberbía y despótica” de la concejal de Urbanismo, Sandra Gómez, porque aseguran “podría haber evitado este fallo judicial mediante un acuerdo con los vecinos, a los que se negó si quiera a escuchar”.

Tanto la presidenta de la Asociación, Paz Calleja, como el portavoz, José Tárrega, y el resto de la Junta de Gobierno de la Asociación agradecen a los asociados y simpatizantes de esta causa “su esfuerzo y perseveranci para mantener esta posición contra una decisión municipal contraria a sus derechos como ciudadanos”. Igualmente la entidad vecinal exige una “reparación pública” para el barrio de Penyaroja y una disculpa por parte de la titular de Urbanismo por “la incertidumbre en la que han vivido durante todos estos años los vecinos directamente afectados”.

Además, reclaman que se ejecuten las inversiones que el barrio necesita y en concreto: el cambio a socio-sanitario de una de las parcelas afectadas y la ejecución urgente del Centro de Salud que Penyaroja necesita, la ejecución del jardín de 3 de abril y la construcción de un Centro Socio Cultural.

CatalàEspañol