La UCO apunta a que el PSPV financió irregularmente la campaña de Carmen Alborch en València en 2007

Además, se investiga al PSOE en las elecciones generales de 2008, cuya cabeza de lista para la suscripción de Valencia era la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil cree que el PSPV financió irregularmente la campaña municipal socialista de 2007. Concretamente apunta a que los socialistas pagaron con dinero de comisiones gastos de merchandising de la campaña de Carmen Alborch al Ayuntamiento de Valéncia, según ha adelantado Europa Press, tras levantarse el secreto de sumario de la pieza separada 7 del caso Azud, que investiga presuntas “mordidas” a cambio de adjudicaciones de obra pública y que salpica a exdirigentes del Partido Popular y del PSOE valenciano.

Además, se investiga al PSOE en las elecciones generales de 2008, cuya cabeza de lista para la suscripción de Valencia era la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Parte de esos pagos supuestamente ilícitos fue abonada por la constructora manchega Gigante, al parecer con fondos del constructor valenciano Jaime María Febrer, pero también a través del grupo Gimeno -cuyo propietario ya fue condenado en el marco del caso Gürtel por una operativa similar, pero con el PP como beneficiario- y Acciona, supuestamente como consecuencia de la adjudicación de la obra de un tramo del trasvase Júcar-Vinalopó.

En el marco del caso Azud que instruye un juzgado valenciano, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil detalla varios pagos que se canalizaron a través de empresas del Grupo Gimeno, como Sitra o Facsa (cerca de 180.000 euros) y también de Construcciones Luján (120.000 euros) para abonar a diversas firmas de publicidad y comunicación la confección de gorras, camisetas, mochilas o lápices, entre otros objetos.

La UCO, que apoya gran parte de su tesis en las anotaciones incautadas a los imputados, (en especial en los papeles encontrados en el domicilio del exresponsable de Finanzas del PSPV, Pepe Cataluña y la documentación incautada al empresario Jaime Febrer) desgrana los pagos de las empresas implicadas en el entramado así como el desvío de estos fondos que fueron a parar a financiar las campañas electorales de 2007 en la Alcaldía de Valencia y de las generales de 2008 en las que José Luis Rodríguez Zapatero revalidó su mandato.

El sumario de este caso señala que las empresas del Grupo Axis, del empresario Jaime María Febrer, abonaron a la constructora manchega Gigante Edificaciones y Obras una importante suma de dinero en concepto de gastos de publicidad con la verdadera intención de sacar esos fondos del circuito legal y destinarlos al pago de sobornos.

En lo que respecta la exministra de Cultura Carmen Alborch, se alude al pago de merchandising (abanicos, cuadernos y lapiceros) con la cara de la entonces candidata a la Alcaldía de Valencia en las municipales de 2007.

Las empresas de la trama facturaron a una de las principales mercantiles del caso Azud, Gigante Edificaciones, por 80.000 chapas, 125.000 globos blancos, 1250.000 globos rojos y 5.500 llaveros. También confeccionaron gorras, mochilas y camisetas.

El PSPV también abonó en 2007 una parte de la campaña electoral de Unió Valenciana, según señaló el representante de Key, acciones para la campaña electoral (buzoneo) por 102.080 euros a través de Gigante por indicación de Paco Martínez, exgerente del PSPV-PSOE.

El PP pide explicaciones a Ximo Puig y Sandra Gómez

Tras ello, el secretario general del Partido Popular de la ciudad de Valencia, Juan Carlos Caballero, ha exigido a la vicealcaldesa y secretaria general del PSOE en València, Sandra Gómez, que “salga a dar la cara y dé explicaciones sobre la financiación irregular de campañas socialistas”. “La Guardia Civil señala que la mano derecha de Sandra Gómez presuntamente cobró 300.000 euros en mordidas de la trama corrupta y ha estado un tiempecito en la cárcel por estar inmerso en la investigación por los presuntos delitos de prevaricación, cohecho, falsedad documental, blanqueo, tráfico de influencias, asociación ilícita y grupo criminal” ha recordado Caballero.

“La vicealcaldesa socialista y responsable del partido en la ciudad no puede esconderse y debe responder si es verdad que su partido se financió ilegalmente, por qué tenía como mano derecha a una persona imputada por delitos tan graves y si puede salir y decir que su gestión en urbanismo está limpia porque lo que está claro es que la UCO ha puesto bajo la lupa la financiación del Partido Socialista del País Valencià y en el núcleo de la trama corrupta estaba su mano derecha” ha subrayado el secretario general del PP de Valencia.

Igualmente, el director de campaña del PPCV, Miguel Barrachina, ha instado hoy a Ximo Puig a “poner fecha y hora para dar explicaciones sobre el supuesto dopaje electoral del PSPV en diferentes elecciones municipales y generales. Hoy conocemos de manera sorprendente que se trata de una trama de presunta financiación irregular del PSPV en diferentes campañas electorales”.

Hoy hay sombras sobre las candidaturas del PSPV a las elecciones municipales y nacionales, y es la UCO quien lo dice en un informe. Si Puig no tiene nada que esconder debería salir cuanto antes a rebatir estas informaciones y dar una explicación que despeje dudas”, ha señalado Barrachina.

CatalàEspañol