València abre la segunda oficina de la energía y prepara una tercera en Torrefiel

Las oficinas de la energía constituyen una ventana única para impulsar la transición energética y están abiertas a cualquier persona

València dispone desde hoy de dos oficinas municipales de la energía: la primera comenzó a funcionar hace dos años en la calle José María Haro, en Aiora; la segunda, este martes, en el Parque del Oeste, en Patraix, comparte el chalé que ocupa la Federación de Asociaciones Vecinales.

Próximamente el Mercado de Torrefiel contará con otra y se pondrá en marcha una ambulante que recorrerá todos los barrios y pueblos. El alcalde, Joan Ribó, ha señalado que “estamos transformando la ciudad para hacerla más verde, más amable, más sostenible y más humana, y la oficina de la energía es una herramienta básica”.

En 2021 más de 4.000 personas se beneficiaron directamente de los servicios que presta la oficina pionera del distrito de Camins al Grau y más de 7.000 participaron de manera directa o indirecta de sus actividades.

Recientemente ha sido reconocida con los premios nacionales de la Asociación de Agencias Españolas de Gestión de la Energía (Eneragen) y en octubre recibió en el Museo Reina Sofía de Madrid el premio Sustainability Actions 2022 para impulsar el ahorro energético en centros educativos.

El éxito es incontestable”, ha asegurado el alcalde durante la visita a las instalaciones. “Hace dos años hablar de transición energética, de emergencia climática o de ahorro de energía no estaba en la agenda pública” y “actualmente, con la guerra de Ucrania, la crisis energética y el aumento de los precios de la energía, todos y todas hemos puesto la cuestión energética en nuestras conversaciones diarias, sabemos que la apuesta del Ayuntamiento iba en la buena dirección y por eso hoy es momento de dar un paso más y redoblarla”.

Las oficinas de la energía constituyen una ventana única para impulsar la transición energética y están abiertas a cualquier persona. Ofrecen asesoramiento gratuito y personalizado a los vecinos y vecinas para que entiendan las facturas, conozcan sus derechos como consumidores o las ayudas a las que pueden optar. Además, desarrollan talleres y actividades sobre eficiencia energética y energías renovables.

La que se pone en marcha en el Parque del Oeste comparte dependencias con la Federación de Asociaciones Vecinales de València, lo que supone, en palabras de Ribó, “una oportunidad para aprovechar sinergias y acercar más a los vecinos y vecinas a esta institución”.

El máximo responsable municipal ha puesto en valor el papel de la oficina de la energía en la misión de convertir València en ciudad climáticamente neutra en 2030 y ejercer de Capital Verde Europea en 2024. “Este consistorio está comprometido con la transformación energética de la ciudad y hoy damos un paso más en esta dirección”, ha manifestado.

El alcalde ha estado acompañado del concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramon, y la presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales de València, María José Broseta, entre otros.

Ramon ha indicado que “València ya es vista fuera como un referente en políticas medioambientales y energéticas” y ha recordado los objetivos de esta iniciativa: garantizar el derecho a la energía, promover la eficiencia energética, fomentar las energías renovables e impulsar una cultura de transición.

Pero estos grandes objetivos ambiciosos”, ha manifestado el edil, “tienen detrás centenares de historias de proximidad, de historias personales, que son, en realidad, el objetivo final de nuestras políticas: mejorar la vida de las personas”.

En ese sentido, Ramon se ha referido al reciente convenio que el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Bienestar Social, y la Fundación València Clima y Energía han firmado para que las familias más vulnerables del municipio reciban formación y atención por parte de las oficinas de la energía.

También ha mencionado un proyecto europeo que lidera València, denominado Wellbased, mediante el que se está haciendo un estudio con 130 familias en riesgo de exclusión para comprobar cómo afecta la pobreza energética a la salud y prestarles una atención personalizada. Igualmente ha apuntado la creación de la comunidad energética local de Castellar-l’Oliveral y la futura comunidad energética del colegio Ballester Fandos del Marítim.

Por su parte, María José Broseta, ha expresado satisfacción por compartir espacio con la nueva oficina de la energía, puesto que facilita que “la información pueda fluir de un lado a otro, lo cual redunda en beneficio de cada una de las partes”. Este recurso está gestionado por la Fundación València Clima y Energía, una fundación municipal que depende de la Concejalía de Emergencia Climática y Transición Energética, que también se encarga del Observatorio del Cambio Climático municipal y parte de los proyectos europeos relacionados con la lucha contra el cambio climático y la transición energética en los que participa el consistorio.

Las instalaciones

El equipamiento se localiza en el Parque del Oeste, un terreno donde antes estaba un antiguo cuartel del ejército del aire, en un chalé que se destinaba a uso militar. En el año 1995 la parcela pasó a formar parte de la infraestructura verde de la ciudad y ahora se ha convertido en “uno de los parques más populares y queridos por la ciudadanía”, según ha señalado el alcalde.

El edificio donde se encuentra se ha rehabilitado con criterios de eficiencia energética y de sostenibilidad ambiental, y se ha hecho uso de materiales reciclados y reciclables.

CatalàEspañol