sábado, 20 julio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

València se blinda contra el botellón: refuerzo en 30 agentes UCOS, vallado de plazas y multas

Se analizará también el procedimiento legal para poder multar a los estudiantes Erasmus que participen en las concentraciones

Las vecinas y vecinos de València ya no aguantan más botellones y fiestas multitudinarias. Los barrios de Benimaclet, Plaza Honduras o Blasco Ibañez están hartos de pasar noches en vela y de amanecer con las calles llenas de orines y restos de botellas y alcohol. Por ello tras las protestas y quejas vecinales, el alcalde de València, Joan Ribó, y el concejal de Protección ciudadana, Aarón Cano, han mantenido una reunión “de urgencia” este martes para abordar el problema y acordar medidas “inmediatas” que frenen el aumento de los botellones.

Ribó ha explicado tras el encuentro, al que también ha asistido el comisario jefe de la Policía Local de València, una batería de acciones como el refuerzo del dispositivo policial de 30 agentes de la Unidad de Convivencia y Seguridad (UCOS), sobre todo en el foco de Benimaclet tras los últimos incidentes donde también se estudiará vallar la zona como se hace en plaza Honduras o el Cedro, así como agilizar las sanciones por consumo de alcohol en la vía pública. Además se estudiará el procedimiento legal para multar también aquellos estudiantes Erasmus que infrinjan la norma. 

“Nos hemos reunido para buscar soluciones para un problema que nos preocupa mucho como es el botellón. Desde el Ayuntamiento estamos preocupados por el tema, sabemos que no pasa solo en València, pero que el mal sea de muchos no arregla la situación ni facilita el dormir de las personas. No podemos estar sin actuar ante estas manifestaciones que hemos visto en Benimaclet, y antes en Hondures y la plaza del Cedre”, ha explicado el máximo responsable de València. 

El alcalde ha anunciado que se creará de una comisión entre régimen sancionador, Policía Local y Espacio Público para agilizar y acelerar “al máximo” las sanciones y que “ninguna quede con retraso injustificado” y se realizará “un seguimiento semanal” sobre la evolución del botellón y de la efectividad de las medidas implantadas.

Por su parte, el concejal Aarón Cano ha detallado que también estudiarán medidas “como el baldeo y el cerrado de zonas, pero sobre todo imitar el modelo que llevamos en Hondures y Cedre”. Sin embargo, ha explicado que en Benimaclet “hay una trama urbana muy diferente, y debe prevalecer la visión técnica policial, porque quizás cerrar la plaza no es lo más adecuado”.

Cano ha afirmado que el botellón es “un problema de convivencia ciudadana”, pero ha descartado aplicar medidas como en otras ciudades – como Madrid o Barcelona – porque “no reduce el problema y lo convierte en más complejo, como los disturbios o inseguridad ciudadana”. Además Ribó ha señalado que se quiere “evitar” que el botellón se convierta “en una guerra campal entre la policía y quienes lo practican, como ha pasado en muchas zonas de España”. 

Del mismo modo, Ribó ha rechazado “completamente” la creación de un botellódromo, porque “detrás del botellón hay consumo excesivo de alcohol y desde el punto de la salud no lo podemos favorecer, aunque sería la solución fácil”. Joan Ribó ha recordado que hay 50 policías “que van a entrar muy rápidamente” y “las oposiciones para más de 200 policías que a lo largo del año que viene se podrá poner en marcha”. 

En cuanto a sancionar a personas que no son de nacionalidad española como el colectivo Erasmus, Ribó ha concretado que “a aveces forman parte de las reuniones y también deben aplicarse los mecanismos de prevención, contención y sanción como cualquier español”. “València es la capital de España con más Erasmus, y queremos que tengamos muy claro que las sanciones que podamos poner llegarán a casa de sus padres”, ha asegurado Ribó. 

Barrios con problemas de drogas

Por otro lado, el alcalde de València ha informado de que en la reunión de seguridad ciudadana también “se ha hablado de aquellos barrios que tienen un problema vinculado con el consumo de drogas”.

“Me refiero concretamente a Orriols y a la Malva-rosa”, ha dicho Joan Ribó. “Hemos acordado solicitar una reunión con la delegada del Gobierno, Gloria Calero, porque ese tema es fundamentalmente de la Policía Nacional. Queremos aumentar la coordinación y hacer un plan de trabajo”, ha anunciado el máximo responsable de la ciudad.

Últimas noticias

Contenido relacionado