El Ayuntamiento exige al València CF los mismos requisitos de la ATE una vez caducada

El consistorio establecerá un nuevo convenio con el club que incluirá la obligación de hacer un estadio “puntero” y un polideportivo “de calidad” en Benicalap.

Después de que la Generalitat haya resuelto hoy la caducidad de la ATE del Nuevo Mestalla, el Ayuntamiento establecerá un nuevo convenio con el València CF para finalizar el estadio con las mismas exigencias que recogía el plan.

Esto es: capacidad para 70.000 personas, un polideportivo “de calidad” para el vecindario de Benicalap y cumplir todos los requisitos para poder acoger la semifinal del Mundial de Fútbol 2030. Los beneficios urbanísticos del ATE se mantienen, pero el consistorio pide “un esfuerzo” a la entidad.

El alcalde, Joan Ribó, junto con la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, y la concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, se ha reunido este viernes con la representante del máximo accionista del València CF, Lay Hoon, para tratar la situación del Nuevo Mestalla. El encuentro ha tenido lugar al mismo tiempo que el Consell aprobaba la caducidad de la ATE.

Por eso, el alcalde ha remarcado “la necesidad de tener la documentación”. En cualquier caso, Ribó ha informado que a partir de ahora el Ayuntamiento preparará un borrador del nuevo marco jurídico que regirá la relación entre la administración local y el club deportivo y se convocarán los encuentros pertinentes para estudiar el texto.

En ese sentido, el máximo responsable municipal ha manifestado “la voluntad de que este campo se acabe de una vez, sobre todo con la perspectiva del Mundial de Fútbol de 2030”. Ahora bien, el alcalde ha insistido en que “no vamos a rebajar las exigencias de la ATE”. El estadio, ha señalado Ribó, debe tener capacidad para 70.000 asistentes; el polideportivo de Benicalap tiene que ser “del año 2022 con los precios de 2022”, y el acuerdo debe contemplar la instalación de placas fotovoltaicas para paliar la pobreza energética. “Es un paso de firmeza”, ha declarado el primer edil, “el València CF tiene que entender que debe cumplir estas condiciones de una vez por todas”.

En la misma línea se han pronunciado la vicealcaldesa, Sandra Gómez, y la regidora Lucía Beamud. Para Gómez, “los derechos urbanísticos de la ATE deben tener una corresponsabilidad o bidireccionalidad”, que ha de manifestarse en la construcción de un estadio “puntero, capaz de acoger la semifinal del Mundial de Fútbol 2030”, así como un polideportivo “en condiciones, no un polideportivo low cost, como se merecen los vecinas y vecinas de Benicalap, que llevan más de una década esperándolo”. La titular de Desarrollo Urbano ha aclarado que “no vamos a exigir menos porque en estos momentos estamos en el momento de la reválida”.

Por otro lado, Lucía Beamud, ha expresado que “la afición del València y los valencianos y valencianas se merecen un estadio como es debido, a la altura de la ciudad de València”, por lo que “no se pueden rebajar las exigencias de ninguna de las maneras”. La responsable de Espacio Público ha remarcado que “el polideportivo de Benicalap es capital” y “vamos a hacer un seguimiento exhaustivo en este sentido”.

ValenciàEspañol