El acuerdo de Ford Almussafes para salvar la planta: contención salarial hasta 2027 y aumento de la jornada laboral

Se trata de un acuerdo para los próximo cinco años y estará condicionado a que Ford asigne a la planta valenciana los futuros vehículo eléctricos

UGT ha desvelado este martes a toda la plantilla de Almussafes tras días de “silencio estratégico” el Acuerdo por la Electrificación alcanzado en Colonia con Ford Europa. Se trata de un acuerdo basado en la flexibilidad y la contención salarial hasta 2027, “nunca congelación”, y que pasará además por aumentar la jornada laboral en 15 minutos por turno.

Según explican fuentes sindicales, es un pacto “bastante razonable e interesante” para los próximos cinco años aunque estará condicionado a que Detroit asigne en el mes de junio la plataforma eléctrica de los futuros vehículos a planta valenciana, de lo contrario tan solo tendrá validez para el 2022.

En el caso de la llegada de los eléctricos, se renuncia a la subida de sueldo marcada por la inflación como se realizaba hasta el momento, pero contempla una subida de 7.000 euros “no consolidables” en las tablas salariales hasta 2025. Según explica el presidente del Comité, Carlos Faubel, en un vídeo distribuido a la plantilla, el incremento será de 1.000 euros para 2022, 1.500 euros para 2023, 2.000 euros para 2024 y 2.500 euros para 2025, y a partir de 2026 se “recuperaría la senda del IPC con un aumento del 1,6%”.

Las medidas de flexibilidad llegarían a partir de 2025 y estarían sujetas a la llegada de los modelos eléctricos, que además del aumento de la jornada laboral que pasaría de las 7 horas y 45 minutos actuales a ocho horas diarias por turno, contemplan el trabajo de los días de jornada industrial “sin coste adicional”, siempre que no haya que recurrir a un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE).

Además, si “no fuera suficiente” para atender las medidas del mercado, se podrá convocar a trabajar a la plantilla ocho sábados a cambio de jornadas de descanso y el plus de flexibilidad y hasta diez con pagas extras, es decir, un total de 18 sábado de trabajo.

Se habilitará también un “turno de noche flexible” con la contratación “siempre” de personal Ford con una jornada mínima de cuatro horas garantizadas y con posibilidad de ampliarse. “Si estas medidas se quedasen cortas, se volvería a introducir el turno de noche completo y a los horarios vigentes cuando hemos tenido tres turnos” explica el portavoz de UGT, José Luis Parra.

“El objetivo principal es dar la seguridad que seremos capaces de cumplir con la demanda que pudiera solicitar el mercado” asegura Parra, que indica que se conceden estas medidas por un período máximo de dos años.

Para atender y “controlar” todas estas condiciones de flexibilidad se va a crear la Comisión del Observatorio por la Electrificación para asumir las peticiones y situaciones derivadas de la nueva situación como por ejemplo, canalizar las demandas del personal fijo que quisiera incorporarse al turno de noche.

Para UGT este pacto es “un acuerdo equilibrado en el contexto actual de Ford en Europa, y debe posibilitar el futuro de la fábrica para los próximos 15 años“. Sin embargo aseguran que conseguir la adjudicación de la plataforma eléctrica, “no solucionará los problemas en el corto plazo, pero si nos proporcionará cierta estabilidad en la búsqueda de soluciones para mitigar la pérdida de los modelos que fabricamos en la actualidad”.

“Unidad y apoyo”

Los detalles del acuerdo se han dado a conocer esta tarde en la reunión con el resto de sindicatos (CCOO, STM y CGT) y la dirección durante la Comisión Negociadora, tras la petición de UGT de informar al resto de trabajadores del acuerdo y romper así el “largo” silencio que mantenía el sindicato con la intención de conocer antes la propuesta de Saarlouis, la otra planta de Ford que compite por los modelos eléctricos.

Asimismo, UGT ha pedido a toda la plantilla y sindicatos “unidad” y “la máxima participación y apoyo al acuerdo” para lanzar una imagen de “solidez y estabilidad” en la planta de Almussafes porque aseguran que “es fundamental para atraer las inversiones por la electrificación de la planta y contar con la confianza de la dirección de la compañía”.

ValenciàEspañol