Catalá acusa a Puig de bajar los impuestos por ‘miedo a las urnas’

La portavoz del Partido Popular ha calificado la reforma fiscal del Consell de 'descafeinada' y que supone ahorrar 'solo 150 millones de euros frente a los 1.530 millones con la de Mazón'

La síndica del Partido Popular en Les Corts, María José Catalá, ha iniciado su intervención en el Debate de Política General asegurando que este era el último para Ximo Puig como president de la Generalitat, que sería sustituido por Carlos Mazón, y para ella como portavoz porque el año que viene sería alcaldesa de València. “Ha llegado el momento de un cambio de gobierno en la Comunitat Valenciana y nosotros estamos preparados. Pasemos de los pesebres de la izquierda manirrota a la alternativa de prosperidad del PPCV ha manifestado.

Del mismo modo, la portavoz de los populares ha calificado la reforma progresiva que planeta el jefe del Consell como “descafeinada” y “un parche fiscal”, y ha criticado que es “una mala copia” del programa fiscal de los populares, y que solo ha bajado los impuestos “por la presión del PP y el miedo a las urnas“. “Ha tenido siete años para bajar los impuestos y no lo haya hecho. Todo lo contrario, los ha subido. No vale empezar a pensar en las neveras sólo en tiempo de urnas. No tome a los valencianos por tontos”.

En este sentido, ha señalado que sí lo que quiere es ayudar a las familias que se siente con el presidente del PPCV, Carlos Mazón, para pactar una bajada de impuestos. “Si estamos de acuerdo en que no podemos esperar más, ¿por qué no se sienta mañana mismo con Carlos Mazón para que el jueves tengamos aprobada una verdadera bajada de impuestos?” ha preguntado Catalá, que también ha señalado que “para copiar mal y tarde a Mazón y al PP, mejor Mazón y el PP”.

Igualmente Catalá ha enumerado algunas de las propuestas del PP en materia económica para la Comunitat Valenciana que pasan por bajar a las rentas bajas el IRPF un 31%, los jóvenes de menos de 35 años pasen de pagar el 10% al 3% (en ITP) cuando se compra una vivienda, eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, y bonificar “al máximo” el impuesto de Patrimonio. “Esta propuesta supone ahorrar a los valencianos 1.530 millones de euros frente a los escasos 150 millones de euros que ha presentado Puig” ha indicado.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, en el Debate de Política General de Les Corts | GVA

Por otra lado, ha criticado algunos de los proyectos “fallidos” del gobierno valenciano como las reivindicaciones en materia de financiación, el traslado del AVE de Alicante o València a Chamartín, el recorte del Trasvase Tajo-Segura, la saturación de la atención primaria o las cinco condenas por no proteger a los médicos en la pandemia, o que no hayan eliminado los barracones que prometieron. Asimismo, ha avanzado que todo ello demuestro que hay “un fin de ciclo” y que la Comunitat necesita “un cambio y un nuevo impulso”.

“Proyecto fracasado”

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, en la réplica ha comparado los indicadores económicos de 2015 cuando gobernaba el Partido Popular con los que tiene actualmente la Comunitat Valenciana. En este sentido, Puig ha asegurado que el proyecto de los populares no es “nada nuevo, sino un proyecto fracasado y testado por los valencianos“.

Igualmente, el jefe del Consell ha criticado la propuesta del PP para ahorrar 300 millones y destinarlo a la escolarización gratuita de 0 a 3 año porque solo supondría un ahorro de 2 millones de euros. “No tienen ninguna credibilidad” ha lamentado Puig, que además ha señalado que los populares cuando gobernaban subieron dos veces los impuestos. “No haga trampas al solitario. Bajar impuestos y recaudar más es una falacia” ha afirmado.

El dirigente socialista ha defendido así la reforma fiscal que prepara su gobierno y ha lamentado las críticas de la oposición porque “ustedes no están de acuerdo con nuestra reforma porque no les afecta a ustedes. No afecta a nadie de esta cámara, afecta a la gente de la calle, a la que usa el metro para ir a trabajar”. El jefe del Consell si que ha recibido el respaldo de sus socios de Botànic (Podem y Compromís) en la reforma, aunque la coalición valencianista ha echado de menos una mayor reivindicación de la financiación autonómica.

“Reforma rácana”

“La reforma fiscal que ha anunciado Ximo Puig para la Comunitat Valenciana es rácana y engañosa. Con 100 euros de ahorro al año, es imposible que las familias puedan hacer frente a la crisis”, así se ha pronunciado la síndica del grupo parlamentario Ciudadanos (Cs) en Les Corts Valencianes, Ruth Merino, en pasillos del Parlamento autonómico tras el discurso del president Ximo Puig en el Debate de Política General.

Merino ha manifestado que esta bajada de impuestos “no ayudará a las familias, ni mucho menos a las empresas de la Comunitat Valenciana, si quiere ayudar debería deflactar el IRPF”. En este sentido, la síndica ha lamentado “la mirada cortoplacista de Puig que no sacará del agujero a los valencianos” y que sean “anuncios reciclados y autobombo y propaganda electoral que nunca se cumple”.

La síndica de Ciudadanos, Ruth Merino, en Les Corts | Ciudadanos
CatalàEspañol