Ford Almussafes sugiere bajar sueldos ‘para atraer nuevos proyectos’

Esta propuesta tiene el objetivo de 'aumentar la productividad' y 'no perder competitividad' para las nuevas inversiones de la multinacional

La situación de los trabajadores de la planta automovilística de Ford Almussafes cada vez es “más dramática”. A los múltiples ERTES, la crisis de chips semiconductores y la “situación crítica” que atraviesa el sector se suma ahora el “ajuste salarial” que propone la dirección de la multinacional estadounidense para “atraer nuevos proyectos y fabricar nuevos modelos” tras la reestructuración y rediseño del negocio en Europa.

Este planteamiento surge de la segunda reunión de la Mesa de diálogo entre el Comité de Empresa y la dirección para abordar la situación de Ford en Europa y el futuro de la planta valenciana. Con el objetivo de “mejorar y aumentar la productividad” la multinacional ha propuesto a los sindicatos abordar los acuerdos salariales para “ser más atractiva” de cara las futuras inversiones. Desde el sindicato mayoritario UGT critican que “la empresa expone unos planteamientos de máximos sin ofertar nada a cambio”.

La empresa automovilística apuesta por reducir la fabricación de modelos actuales y centrar sus esfuerzos en los coches híbridos y eléctricos de cara al 2030 y el futuro del sector. Este mismo lunes Ford anunció una inversión de 273 millones de euros para transformar la fábrica de Halewood (Reino Unido) y así poder construir componentes eléctricos de los futuros vehículos eléctricos.

Sin embargo, Ford todavía no ha comunicado a Almussafes ninguna inversión próxima ni sus planes de futuro para la planta valenciana ni tampoco tiene adjudicada la fabricación de algún modelo 100% eléctrico. De momento, tan solo conocen que producirán a partir de finales de 2022 una nueva generación de motores híbridos. Por ello, desde hace varias semanas y tras el ERTE de 33 días, los trabajadores y la dirección abordan los cambios en el horizonte de la planta.

Según ha informado UGT-Ford en un comunicado se va abrir un proceso negociador semanal entre todas las partes y que se producirá cada lunes a mediodía con el objetivo de “alcanzar un acuerdo de futuro”. “Se trata de un inicio de negociaciones en las que habrá que abordar muchos asuntos y tener voluntad real de negociar y no pedir concesiones solo para un parte” explican fuentes del sindicato.

Por su parte la plantilla pide que “no se puede perder el tren de la electrificación” en un momento que califican de “decisivo” para la transformación de la industria automotriz. Pero avisan que se tendrá que producir de manera “justa y equilibrada” para ambas partes y se tendrán que despejar “incertidumbres” como el futuro del turne de noche de la planta y “el empleo que eso conlleva”. Además, la planta también deberá abordar próximamente la reforma del convenio colectivo que caduca a finales de este año.

ValenciàEspañol