Playas cerradas y controles en la noche de San Juan, en la provincia de Castellón

Los municipios donde hay tradición de celebrar hogueras han preparado dispositivos de seguridad para evitar el acceso y las aglomeraciones

Castelló, Benicàssim, Oropesa, Almassora, Burriana o Torreblanca son algunos de los municipios de la provincia de Castellón que ya han anunciado que en las noche de San Juan cerrarán sus playas. El objetivo es evitar que se festeje allí esta víspera mágica y que se produzcan aglomeraciones favoreciendo la propagación de la pandemia.

De hecho, en los últimos día, los repuntes ya están siendo notables por una relajación social excesiva de muchas personas y además están afectando a población cada vez más joven que no ha recibido la vacuna.

En la capital de la Plana, por ejemplo, “se prohibirá el acceso  a partir de las 20.00 horas del miércoles 23 de junio y hasta las 6 de la mañana del día siguiente con el objetivo de evitar aglomeraciones y situaciones que “pongan en riesgo” el cumplimiento de la normativa sanitaria para la contención del virus de la covid-19.

En Orpesa, el ayuntamiento ha anunciado la prohibición, por segundo año consecutivo, de cualquier celebración en las playas con motivo de la noche de San Juan. Así se contralrán los accesos desde las 20:00 y durante toda la noche evitando entrada de personas y de leña.

También Almassora, se ha sumado a estas restricciones. Así, el equipo de gobierno ha decidido suspender la celebración de la Nit de Sant Joan en la playa. El consistorio prepara un dispositivo de seguridad con el objetivo de evitar el desplazamiento y acceso del vecindario a la costa. De hecho, según han anunciado, “los operarios municipales vallarán todos los accesos principales a las tres playas: Benafelí, Pla de la Torre y les Goles”

Respecto a Burriana, la alcaldesa de Burriana, Maria Josep Safont, firmaba ya el pasado viernes 11 de junio, un decreto de la Alcaldía que desautorizaba la entrada a la playa, y se está preparando un dispositivo policial para “evitar conflictos y posibles aglomeraciones, y así poder garantizar las medidas de seguridad, por lo que no se podrá hacer fuego ni bañarse en la playa”.

También Benicàssim ha anunciado que suspendía las celebraciones que el mismo consistorio había organizado y advertía de la necesidad de extremar la prudencia.

CatalanSpanish