Puig anuncia que el Consell aprobará el lunes la reforma fiscal

El jefe del Consell ha explicado que el gobierno en una reunión extraordinaria aprobará la reforma que tendrá efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2022

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este jueves que el Consell aprobará la reforma fiscal el próximo lunes en una reunión extraordinaria. El jefe del Consell ha explicado durante la sesión de control en Les Corts que la reforma fiscal “progresiva” anunciada en el pasado Debate de Política General, hace más de veinte días, será aprobada finalmente la próxima semana junto a la Ley de Acompañamiento. Aunque sus socios de gobierno aseguran todavía no hay acuerdo y que “en estos momentos se continúa trabajando”.

Esta reforma que tendrá efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2022 para empezar a beneficiar a las familias desde este año, recoge un aumento del 10% la cuantía exenta de tributación a todos los ciudadanos con rentas inferiores a 60.000 euros; una nueva tarifa autonómica del IRPF para este ejercicio; y un aumento de un 10% las deducciones y bonificaciones fiscales. Así pues las rentas de 10.000 euros se ahorrarán 94,5 euros; las de 20.000 se ahorrarán 117 euros; y las de 30.000 se ahorrarán 67 euros. Mientras tanto, las rentas superiores a 60.000 mantendrán “su esfuerzo tributario” y no se beneficiarán de la bajada impositiva.

El anuncio del jefe del Consell se ha producido en respuesta a la síndica del Partido Popular, Maria José Catalá, que le ha acusado de “falta de credibilidad” y de estar “tomando el pelo” a los valencianos, ya que “hace 23 días que subió a esta tribuna anunció una supuesta reforma fiscal”. En este sentido, Catalá ha criticado que el gobierno valenciano por los cuatro nuevos impuestos, tres en la Ley del Cambio Climático, y la Tasa Turística, que asegura “castigan a las azulejeras, a la industria y al sector turístico”.

“Lo que necesita esta Comunidad es bajar los impuestos, cambiar el modelo de financiación y una mayor inversión del Estado. La realidad es que en el Anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales suben un 10% 4.529 tasas y no baja ni un solo impuesto. Dice una cosa y hace otra. Suben impuestos por la puerta de atrás” ha señalado la portavoz popular, que también ha destacado la falta de inversión de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en Castellón, València, y sobre todo, en Alicante.

La síndica del Partido Popular, Maria José Catalá, en Les Corts | PPCV

En este sentido le ha preguntado a Puig si acudirá a la manifestación convocada por los empresarios en Alicante y le ha invitado a pactar enmiendas con el PP para mejorar los presupuestos generales del Estado. Eso sí le ha pedido que convoque elecciones porque “Van como pollo sin cabeza. Dicen una cosa y luego hacen otra”.

Por su parte, Puig ha defendido el trabajo del Consell para “revertir un equilibrio internode los PGE en la Comunitat Valenciana y ha criticado el “cinismo” de Catalá y que clamen “como si fuera el fin del mundo” porque la inversión estatal llega actualmente hasta el 9,4%, mientras que cuando gobernaba el PP “nunca paso del 6%”.

“Más servicios públicos”

La síndica de Ciudadanos (Cs), Ruth Merino, ha calificado de “limosna” y de “ofensa” la reforma fiscal de Puig, porque supone una media de “nueve euros al mes”. También ha criticado que “con el Botànic al volante, la Comunitat Valenciana seguirá siendo el infierno fiscal de España” y que las arcas valencianas han ingresado 1.800 millones más, pero que “la gestión sigue siendo un fracaso”. ¿Se puede saber qué hacen PSPV, Compromís y Podemos con el dinero de los valencianos?”, se ha preguntado.

Por su parte, la portavoz de Compromís, Papi Robles, ha defendido que la reforma fiscal “garantice los ingresos para que la gente tenga la tranquilidad de los servicios públicos” y ha pedido que la administración valenciana priorice a las empresas que pagan mayor salario a sus trabajadores. Mientras que la síndica de Podem, Pilar Lima, ha apostado por políticas “valientes” para impulsar el transporte público como el abono de 9 euros de Alemania.

En este sentido, “para reforzar” el Estado de Bienestar, Puig ha anunciado la ampliación de la detección precoz del cáncer de mama a mujeres hasta los 74 años, ya que hasta ahora llegaba a los 69 años; y la prórroga de la rebaja del 30% en el precio del transporte público hasta finales 2023. “Continuamos trabajando para que el Presupuesto de 2023 avance en la progresividad fiscal” ha manifestado.


CatalàEspañol