Cientos de personas salen a la calle para ‘clamar’ por una Malvarrosa sin drogas

Los vecinos y vecinas se concentrarán cada quince días para presionar y que 'no les tomen el pelo y se relajen'

Los vecinos y vecinas de la Malvarrosa han vuelto a salir a las calles para pedir un barrio “digno” y “libre de drogas”. Cientos de personas se han concentrado en la “zona 0” del conflicto, en las cuatro esquinas entre la avenida Malvarrosa y la calle San Juan de Dios para “acabar de una vez” con la delincuencia y la degradación del barrio.

También celebraron una asamblea vecinal donde comunicaron al resto de vecinos que en la reunión mantenida con el alcalde de València, Joan Ribó, le habían entregado un dossier con fotografías que describían lo que pasa en el barrio, como están las calles y la degradación que sufren.

La Asociación de vecinos Amics de la Malva también explicó que “el problema fundamental” que padece la zona es el tráfico de drogas y el consumo de las mismas en la calle, que recuerda a los episodios de hace más de 30 años que sufrió también el barrio.

“Los vecinos y vecinas vamos a seguir saliendo a las calles para mantener esta presión porque no queremos que nos tomen el pelo y se relajen” manifestaron ayer desde Amics de la Malva y explicaron que “combinarán las protestas con negociaciones” tanto con el Ayuntamiento como con la Delegación del Gobierno. Por tanto cada quince días los vecinos y vecinas de la Malvarrosa se concentrarán para que “se lo tomen enserio y busquen soluciones”.

Del mismo modo explican que la solución “no pasa por más presencia policial” si no por un Plan Integral en la Malvarrosa que indican “debe incidir en la zona de las Casistas Rosas, donde está el verdadero tráfico de drogas”. Durante la asamblea afirmaron que en las últimas semanas ha aumentado la presencia policial en el barrio y que la coordinación “está siendo buena y se ha notado el trabajo de la Policía”.

La entidad vecinal también pide más inversión urbanística que trate los solares abandonados, las plazas, así como la construcción de una biblioteca y toda una serie de carencias que tiene el barrio porque indican “ha pasado mucho tiempo sin que haya habido una inversión decente en este barrio”.

Más barrios “indignados”

Sin embargo no es el único barrio que está viviendo una situación “complicada” en su zona. Las asociaciones de vecinos de Benimaclet, Plaza Honduras u Orriols también piden soluciones “inmediatas” para acabar con el aumento de los botellones, las peleas o la delincuencia que viven cada día en sus calles. Estas entidades también han convocado varias manifestaciones y concentraciones en sus barrios para conseguir un barrio seguro y con calidad de vida.

Asimismo, varias plataformas vecinales y sociales se han unido contra la ampliación del Puerto de València y se manifestarán este viernes para pedir la paralización del proyecto, la retirada del dique norte y “proteger” medioambientalmente la ciudad de València.

CatalanSpanish