La financiación autonómica se cuela en la segunda cumbre valenciano-balear

Este miércoles ha arrancado la segunda cumbre entre la Comunitat Valenciana y Illes Balears en València con el objetivo de fortalecer la colaboración entre ambos gobiernos

Arranca la II Cumbre Comunitat Valenciana – Illes Balear liderada por el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, con el objetivo de seguir fortaleciendo la colaboración entre ambas administraciones tras la cumbre celebrada el año pasado en Palma de Mallorca. Para estas dos jornadas estaba programado abordar temas como la inflación, la sostenibilidad, la sanidad, los fondos europeos o la protección del Mediterráneo, sin embargo la financiación autonómica no estaba como cabeza de cartel, como sí en la primera cumbre, aún así la falta de recursos y la reforma del sistema se han colado en el encuentro.

Pasadas las 11 de la mañana en el Museo de las Artes y las Ciencias de València el president de Les Corts Valencianes, Enric Morera, y su homólogo en el Parlament de les Illes Balears, Vicenç Thomas, han dado el pistoletazo de salida a esta primera jornada acompañados de una amplía representación de consellers de ambos gobiernos, altos cargos y agentes económicos y sociales.

Seguida de esta inauguración protolocalaria los responsables de Hacienda de Islas Baleares y Comunitat Valenciana han pedido la “empatía” de todas las autonomías y la “reponsabilidad” del Partido Popular para sentarse y cambiar el modelo pese que a muchas “se sietan cómodas” con el actual. En este sentido, el conseller de Modelo Económico del Govern Balear, Iago Neguerueal, ha recordado la “situación diferenciada” de Baleares que ha conseguido este año la “insularidad” y ello “compensa los agravios territoriales sufridos hasta el momento”.

Por su parte, el titular de Hacienda del Consell, Arcadi España, ha defendido que esta reforma es necesaria para garantizar la igualdad real y las mismas oportunidades a toda la ciudadanía y que esto no va de unas comunidades contra otras, así como para no obligar a la Generalitat a endeudarse “por encima de lo razonable” porque este es un modelo “caducado, perjudicial y que no funciona”.

Además, España en declaraciones a los medios ha señalado que “el desbloqueo de la reforma necesita de grandes consensos” y que “la responsabilidad está muy repartida entre las comunidades autónomas, los partidos políticos y los distintos gobiernos. Hay que romper las barres que hay al pacto, vemos al del líder del PP que dijo que ‘no iba a pactar nada con el Gobierno’, que significa un bloqueo a todas las reformas, sobre todo a este tan importante de la financiación autonómica para territorios como el valenciano o el balear”.

Igualmente ha preguntado por si continúa siendo una de las principales reivindicaciones, ha indicado que “por supuesto” y que “continuará siempre que no se cambie el modelo. Somos dos comunidades autónomas que sufrimos un modelo de financiación que debería estar reformado por la vía de que ya ha caducado el plazo de vigencia y también por la necesidad de ser un modelo que trata injustamente” ha indicado el responsable de Hacienda.

Empresarios y sindicatos insisten en la reforma

Por otra parte, el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha asegurado que “no queremos una solución exclusiva para la Comunitat Valenciana, queremos una solución a lo que es el modelo de financiación autonómico para todas las comunidades autonómas” y por ello ha llamado a la unidad de sindicatos, patronal y la administración para lograrlo.

Además, ha hecho un llamamiento al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que visitan este fin semana València para que lo aborden y reivindiquen en sus actos. “Esto es un problema de este gobierno, de los gobiernos anteriores de distinto color y que deberán resolver los futuros gobernantes en clave autonómica, local y nacional”.

Por su parte la secretaria de CCOO, Ana García, ha pedido al Gobierno que avance con las alegaciones al “esqueleto” de financiación y a los partidos y gobiernos autonómicos que “se ponga en marcha” para que la reforma avance y se llegue a acuerdos. Igualmente, el secretario de UGT-PV, Ismael Sáez, ha asegurado que la reforma “no saldrá adelante mientras haya un marco político absolutamente disparatado, basado en la crispación, la confrontación y en la demagogia de CCAA que solo buscan rédito electoral”.

CatalàEspañol