Ford Almussafes gana y producirá los dos modelos eléctricos que salvan su futuro

La multinacional ha escogido a la planta valenciana frente a Saarlouis y esta decisión asegurará su futuro para los próximos años

Almussafes ha ganado. Tras meses de incertidumbre y tensiones finalmente la planta valenciana puede respirar tranquila porque ha sido la escogida para producir los dos modelos eléctricos que asegurarán su futuro a medio plazo frente al proyecto de Saarlouis, con quien competía la factoría de la Ribera por la adjudicación del desarrollo de la plataforma de vehículos eléctricos GE2. Así lo ha avanzado la este miércoles la ministra de Industria, Reyes Maroto, en el Congreso de los Diputados.

Con la llegada de los eléctricos entraría en vigor el Acuerdo por la Electrificación que firmó el Comité de Empresa con la dirección europea a principios de 2022 para los próximos años, con el objetivo de “salvar el futuro de la planta valenciana” y que supone “grandes esfuerzos” en materia laboral como una contención salarial hasta 2027 y medidas de flexibilidad laboral.

Ayer, 24 horas antes de saber la decisión de Detroit, el ambiente en la planta valenciana era de “optimismo” por lo que todo hacía presagiar que Ford confiará de nuevo en la factoría de Almussafes. En este marco, este miércoles antes de trascender a los medios la noticia, el Presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de Control ha manifestado que esperaba recibir hoy “buenas noticias” de Ford en Almussafes.

Aunque no hay una confirmación oficial por parte del grupo automovilístico, la dirección de Almussafes ha convocado a las 12.15 al Comité de Empresa a una reunión bajo el título “Información relevante de Ford España”, y el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha convocado una rueda de prensa a la 13.00 h para abordar la decisión de Ford sobre el futuro de la factoría de Almussafes.

Además, la dirección de Ford convocó ayer a toda su plantilla a una videollamada a las 9.05 horas (hora local de Detroit, sede central), 15.05 en España, para una reunión donde se abordará la transformación de la multinacional y donde se espera que comunique la decisión al resto de trabajadores.

Sin embargo aunque son “buenas noticias” tanto para Almussafes, la industria valenciana auxiliar del automóvil como para el resto de la Comunitat Valenciana, ganar la partida también llevará recortes laborales, tal y como anunció hace unas semanas el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley.

Tanto la factoría de Almussafes como la de Saarlouis deberán someterse “un redimensionamiento de su estructura actual”, es decir, aplicar ajustes en materia laboral, independientemente de cual haya sido la ganadora. Además, aunque Saarlouis no haya recibido la producción de los nuevos vehículos esto no significaría la decisión de cierre de la planta.

El Acuerdo

Cabe recordar que este acuerdo que recoge contención salarial hasta 2027 y medidas de flexibilidad laboral como ampliación de la jornada en 15 minutos en el caso de que Detroit adjudicara la producción de los nuevos vehículos como así ha sido. Además también se renuncia a la subida de sueldo marcada por la inflación como se realizaba hasta hace unos meses, pero contempla una subida de 7.000 euros “no consolidables” en las tablas salariales hasta 2025.

Las medidas de flexibilidad llegarían a partir de 2025 y que además del aumento de la jornada laboral que pasaría de las 7 horas y 45 minutos actuales a ocho horas diarias por turno, contemplan el trabajo de los días de jornada industrial “sin coste adicional”, siempre que no haya que recurrir a un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE). Además, la dirección podrá convocar a trabajar a la plantilla ocho sábados a cambio de jornadas de descanso y el plus de flexibilidad y hasta diez con pagas extras, es decir, un total de 18 sábado de trabajo.

ValenciàEspañol