València saca adelante los Presupuestos para 2023 a pesar del ‘no’ de la oposición

El Pleno del Ayuntamiento ha votado este jueves el proyecto inicial de las cuentas municipales, que serán sometidas ahora a un proceso de exposición pública y recogida de alegaciones

El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado este jueves el proyecto de Presupuestos Municipales para 2023, con lo que València se convierte de nuevo este año en una de las primeras grandes ciudades del Estado en disponer de sus cuentas para el próximo ejercicio. Los presupuestos vuelven este año a superar la cifra de los 1.000 millones de euros, y se sitúan en 1.042.869.604 euros.

La aprobación inicial del presupuesto general de la corporación municipal para 2023 por el Pleno abre ahora el plazo de exposición pública para que la ciudadanía, entidades ciudadanas y profesionales y administraciones puedan presentar las alegaciones que consideren pertinentes. Una vez concluya este periodo, el Plenario se reunirá de nuevo en diciembre para aprobar de manera definitiva el texto de los Presupuestos Municipales para el próximo año.

La propuesta ha salido adelante con los votos del equipo de Gobierno, mientras que todos los grupos de oposición se han posicionado en contra. El alcalde, Joan Ribó, ha comenzado su intervención pidiendo disculpas al Consistorio por los plazos en la tramitación del proyecto presupuestario, que se han visto afectados por la celebración, el pasado día 10, de la ceremonia de concesión del galardón Ramsar València Ciudad de Humedal, concedido a nuestra ciudad por la gestión de los espacios naturales, que tuvo lugar en Ginebra (Suiza).

Ribó ha recordado que estamos “de nuevo ante unos presupuestos expansivos para València, en un contexto de subida de precios a causa de la guerra y de recuperación post-pandemia”. El proyecto incluye la financiación del 25% de las obras del Canal d’Acceso ferroviario y, como novedad, destaca la incorporación de la gestión de La Marina (los bienes patrimoniales del ayuntamiento y las concesiones, como el edificio Veles e Vents, la Lanzadera o los tinglados). Tal como ha subrayado Ribó, “a pesar de la complicada situación de partida, por el contexto de inflación y subida de los precios de la energía, hemos aumentado el esfuerzo inversor destinado a los barrios y pueblos, a los servicios públicos y a proyectos clave para la ciudad”.

“Los Presupuestos de la EMT”

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha criticado la tramitación de los presupuestos que, ha detallado, “pasarán a la historia por haber apurado los plazos al máximo y generar indefensión para la oposición; y también por ser los presupuestos de la EMT”. Giner ha centrado buena parte de su intervención en la aportación que se prevé en los Presupuestos para la Empresa Municipal de Transporte. Según ha asegurado, “de cada cinco euros que pagarán los valencianos en 2023, uno se irá a la EMT”, y ha anunciado que va a solicitar un informe sobre el déficit estructural de la empresa, y ha acusado al alcalde de “actuar en este caso con la esperanza puesta en milagros sobre el incremento previsto de ingresos y de reducción de gastos”.

Igual que el concejal de Vox, el portavoz de Ciudadanos también ha criticado las subvenciones a lo que ha definido como “entidades pancatalanistas”, y ha puesto el acento sobre “las carencias del presupuesto en materia de vivienda, limpieza, plazas en residencias para mayores”, y ha concluido con una reflexión sobre el futuro de los trabajadores de la Marina.

“Falta de sensibilidad”

Durante el turno del grupo Popular, su portavoz, María José Catalá, ha asegurado que “estamos ante los Presupuestos de un fin de ciclo”, y ha acusado al equipo de gobierno de no darle ninguna importancia a los presupuestos para el próximo año “porque no piensan cumplirlos”.

La portavoz popular ha centrado su discurso en criticar “la falta de sensibilidad del equipo de gobierno con la gente de la calle que –ha asegurado- queda patente en estos presupuestos que han presentado”. Además, ha asegurado que la política fiscal municipal está marcada por “un afán recaudatorio que da vergüenza”. Catalá ha lamentado las carencias “en seguridad ciudadana, en padrón, en licencias, en jardinería, en patrimonio… que están hechas un fiasco por inversiones que se han dejado de hacer”.

Mientras que el concejal del grupo municipal Vox Vicente Montáñez ha asegurado estos son “los presupuestos de la discordia”, y ha afirmado que “generan miseria, oscuridad y angustia ante el futuro en los valencianos”. Montáñez ha criticado lo que ha calificado de “siniestra sumisión a la Agenda 2030 y a las políticas socialcomunistas”, y ha acusado al equipo de gobierno de “hacer trampas” en la gestión. También ha criticado el concejal la política social del consistorio, y se ha situado en contra de iniciativas como el programa Re-Para o los Puntos Violeta.

Crece el esfuerzo inversor en barrios y pueblos

El alcalde, Joan Ribó, ha realizado una exposición por los principales ejes del proyecto presupuestario y ha puesto en valor la reducción de la deuda municipal en un 70% en los dos últimos mandatos. “Se trata un año más, de un presupuesto expansivo, el más alto de la historia del Ayuntamiento, que se asienta sobre unas cuentas saneadas y una gestión honrada y eficiente”. “A pesar de la complicada situación de partida, con el contexto de inflación y subida de precios, crece el esfuerzo inversor destinado a los barrios y pueblos, a los servicios públicos y a proyectos clave para la ciudad”. Además, ha recordado el primer edil, se incorpora la segunda anualidad de los Fondos Next Generation (35,3 millones de euros), y el compromiso de financiación del Canal de Acceso.

El concejal de Hacienda y de Desarrollo Innovador de los sectores económicos y Empleo, Borja Sanjuán, ha intervenido también en el debate plenario, y ha rechazado las críticas de la oposición. Sanjuán ha asegurado que las políticas del actual gobierno reflejan “bastante más sensibilidad que el gobierno anterior respecto a la gente de la calle”, y ha recordado que, “con un 27,5% de desempleo en la anterior crisis, aquel gobierno incrementó el IBI en un 10% y aprobó cero euros en ayudas; y, además, nos dejaron mil millones de deuda. Esa es su sensibilidad con la gente de la calle”, ha criticado.

En contraste, el edil ha defendido que ocho años después “podemos ver que disponemos de un 40% más de recursos y un 70% menos de deuda. Y podemos destinar ese dinero a las verdaderas prioridades: una 28,37% para promoción económica, un 39,5% para fomento del empleo”. “Los valencianos y las valencianas tiene ahora más tranquilidad con un ayuntamiento que tiene dinero en el banco, cuando antes no tenía dinero ni para pagar las facturas; y ahoraes uno de los ayuntamientos que más rápido paga de España”.

Plan Edificant

Tras el debate de presupuestos, la Corporación ha acordado aceptar las condiciones de la propuesta de la Conselleria de Educación de delegación de competencias correspondientes al Pla Edificant para la actuación de nueva construcción del IES Peset Aleixandre (Patraix). La oposición ha votado en contra con argumentos basados en el retraso de las actuaciones, pero la propuesta ha salido adelante con los votos del equipo de Gobierno.

Se trata, tal como ha explicado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, de agilizar el proyecto (de la misma manera que los CEIP Malilla y Carles Salvador) que se han abordado más adelante en la sesión plenaria, tras haber hecho una renuncia de competencias para poder adaptar el presupuesto de los proyectos a la revisión de previos fruto de la situación actual de incremento del coste de los materiales.

CatalàEspañol